Recomendaciones para mantener tu hogar seguro en tiempos de COVID-19
6 julio, 2020

Consejos de cómo invertir tu decimotercero de manera inteligente

Ya es el último mes del año y se acerca el pago más importante por parte de las empresas. ¿Ya sabes qué hacer con tu aguinaldo o decimotercero?

Lo recomendable siempre es planear con anticipación en qué invertir el decimotercero antes de recibirlo, pues éste conlleva una suma significativa de dinero de la que te puedes apoyar para distintos objetivos financieros.

Si bien, darse pequeños lujos puede ser gratificante, lo mejor es cuidar estos gastos y apartar un buen porcentaje de dicha cantidad a modo de inversión pensando en tu futuro. Recuerda que la compra de un bien inmueble es de las mejores y más recomendables inversiones para construir tu patrimonio. Aunque en este momento comprar una casa no se encuentre dentro de tus planes más cercanos, nunca es demasiado pronto para comenzar tu ahorro, por lo que invertir tu decimotercero te puede ser de gran apoyo para reunir en menor tiempo la cantidad a desembolsar y solventar los diferentes gastos que esto conlleva. Por ello, Sig-Urban, te recomienda en qué invertir tu aguinaldo para ayudarte a comprar tu propia casa.

Utilizarlo para los gastos iniciales

Lo más común al realizar un plan financiero para la compra de un inmueble es olvidarse de contemplar los gastos iniciales que puede suponer contratar un crédito hipotecario, tales como el costo que generan los diferentes trámites, la apertura de cuenta, el avalúo, honorarios legales, entre otros. La suma de todos estos gastos adicionales al precio del mismo inmueble, resulta en una cantidad importante a desembolsar que muchas veces no se toma en cuenta y que puede ser de gran peso al momento de contratar el crédito dados los demás costos a cubrir. Por lo tanto, esta suma puede ser uno de los gastos en lo que puedes invertir tu decimotercero para olvidarte y quitarte este peso por adelantado.

Aprovecharlo para cubrir gastos de escrituración

Como debes saber, para poder hacerte propietario de una vivienda al concluir con la contratación de tu crédito, debes cubrir también ciertos impuestos y gastos de escrituración que al igual conllevan un desembolso importante. Si bien, la escrituración de la propiedad no es obligatoria y por lo mismo muchos optan por no escriturarla para ahorrarse los gastos, lo recomendable siempre es realizarla en el momento de adquirirla para estar registrado como el propietario y poder contar con todos los derechos sobre ésta. Para que esto no signifique otra preocupación ni ponga en riesgo tu situación económica después de los gastos de contratación de crédito, puedes también aprovechar e invertir tu decimotercero para el pago que te corresponda y todos los gastos de escrituración.

Ahorrarlo para dar una prima opcional

La prima opcional es otra de las opciones en qué invertir tu aguinaldo para apoyarte con la compra de tu propia casa, ya sea para juntar el mínimo que se solicite, o bien, para aumentar el porcentaje de éste. Si bien, lo recomendable es ahorrar el 20 por ciento del valor del inmueble como mínimo para el pago de la prima, lo ideal es que aumentes este porcentaje para así disminuir tus cuotas mensuales y obtener mejores condiciones de crédito, por lo que esto se convierte en una excelente oportunidad para aprovechar tu decimotercero y comprar tu primera casa con mayor facilidad.

Abonar a tu hipoteca

En caso de que ya cuentes con una hipoteca en este momento podrías también invertir tu decimotercero como abono para el pago de ésta y así disminuir meses o incluso años de pago de crédito, o bien, la cantidad de cuota a pagar mensualmente. Aprovecha la cantidad que recibas como aguinaldo como una oportunidad para adelantar el pago de tu hipoteca.

Guardarlo para el final

No debes olvidarte también de los gastos involucrados en la mudanza. Cambiar de casa siempre va a requerir de un desembolso, desde el servicio de mudanza para transportar tus pertenencias, hasta los pequeños cambios que se deseen realizar al inmueble, como pintar las paredes o la fachada, o incluso para hacer alguna remodelación que creas necesaria para tener mayor comodidad en tu nuevo hogar. Por lo tanto, también puedes apartar e invertir tu decimotercero para los detalles finales antes de habitar tu nueva vivienda. Invertir tu aguinaldo para la compra de tu primera casa es de las mejores decisiones pensando a futuro. Trata de recortar tus gastos este último mes del año para que puedas aprovechar la cantidad que recibas e invertirla para tu patrimonio.

Testimonio